sábado, 4 de junio de 2011

22-M y la vida sigue igual.. ¿o no?

No hace ni quince días de las elecciones municipales y parece que hubiera pasado un año (de lo que sí ha pasado mucho tiempo es de mi última entrada, pero eso es otra historia).

Debo reconocer que han sido, de largo, las elecciones a las que he prestado mayor interés. Durante un gran periodo de tiempo he pertenecido a ese grupo de personas a las que denomino "de voto negativo", me explico, votaba para que no ganaran unos u otros. De hecho, he participado activamente en la difusión del movimiento #NoLesVotes, movimiento que aboga por un voto de castigo a PP, PSOE y CIU, en un principio como consecuencia de la Ley de Economía Sostenible (Ley Sinde) ampliándose poco después por los numerosos escándalos de corrupción de estos partidos políticos.

Según iban pasando las semanas previas a las elecciones, se palpaba que algo estaba pasando, y ese algo seguía a rajatabla el ciclo descrito por Gandhi en su famosa frase: "Primero te ignoran. Luego se ríen de ti. Después te atacan. Entonces ganas".
Primero te ignoran.
En un principio, victima de su escasa cintura y del servilismo a sus grupos políticos afines,  los  medios tradicionales de comunicación optaron por obviar lo que se estaba cociendo en las redes sociales. Esta postura propia del chelista del Titanic, provocará más temprano que tarde una refundación de los mismos más profunda si cabe que la de la clase política.
Luego se ríen de ti.
A quién no le suenan las frases: "Los que arman ruido en Internet son cuatro frikis." "Los que protestan son unos perroflautas, antisistema  que buscan la abstención."
Después te atacan.
Y con atacar no solo me refiero a apalear a personas que no se defienden, sino a las continuas descalificaciones de medios y partidos políticos encuadrando al movimiento como: de extrema izquierda, como táctica electoral desesperada del PSOE e incluso de ETA ¿?


Entonces ganas.
La aplastante victoria del PP sobre el PSOE no debe empañar el dato de que ambos partidos han perdido el 6% de los votos respecto a las últimas elecciones municipales y que el voto en blanco y nulo son la cuarta opción preferida por los votantes. Además, la entrada en escena de partidos como UPyD, que está poniendo en jaque al Ayuntamiento de Madrid con su política de austeridad, y que tiene la llave de alcaldías como la de Alcalá de Henares y Getafe, supeditadas a un cambio en la injusta Ley Electoral y la devolución de competencias de educación al Estado, ha supuesto un soplo de aire fresco en medio de los nuevos casos de corrupción por parte de los de siempre, esta vez en Alicante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario